Año tras año, la telefonía es uno de los sectores que recibe un mayor número de reclamaciones. Según la OCU (Organización de Consumidores y Usuarios), fue el más reclamado en 2018. Estas reclamaciones suelen estar relacionadas con una facturación excesiva, cargos adicionales, suscripciones a servicios premium de terceros, problemas para darse de alta o de baja, la portabilidad… Los errores en las facturas de los servicios de telecomunicaciones son muy habituales. Buena parte de ellos provienen del cobro de números especiales 902 y de las suscripciones extras, a pesar de que ese tipo de llamadas estén restringidas así como el acceso los servicios premium. A estas se unen otras quejas al no aplicarse las condiciones establecidas en los contratos.

Plan para optimizar la factura de telefonía

Los desfases continuos en las facturas de telefonía se convierten en un gasto recurrente que puede complicar la ejecución de los presupuestos de los departamentos y de la organización en general. Es crítico controlarlos para que no tengan un impacto económico negativo.

Las empresas tienen dos opciones. Por una parte contratar personal para que de manera manual revisen todas las facturas, una por una, comparándolas con los contratos de los distintos servicios de telecomunicaciones que se tienen. O bien, utilizar una solución tecnológica capaz de cotejar y validar de forma automática lo contratado con lo que reflejan las facturas.

La segunda alternativa es la que aporta mayores ahorros en tiempo y económicos. Invertir en una solución TEM (Telecom Expense Management) especializada en el control del gasto telefónico permite a las empresas validar automáticamente las condiciones de las operadoras y lograr pagar solamente por lo que se ha contratado, sin cargos adicionales.

Un sistema TEM reduce los gastos en personal, liberando al ya existente de tareas administrativas para dirigir su talento a tareas de mayor valor. Además, su tecnología avanzada puede llegar a proporcionar a las compañías un ahorro al mes de hasta el 80% en la factura de telefonía.

Gastos de telecomunicaciones: Ventajas de validar las facturas automáticamente

La pérdida de tiempo, los errores humanos y la falta de rapidez en procesar las facturas, y por tanto de revertir los fallos que se detecten para reducir inmediatamente el gasto, son las principales desventajas de una gestión manual de la facturación de los activos y servicios de telefonía.

Por el contrario, contar con una solución TEM que realice una validación automática de los datos que incluyen las facturas de telecomunicaciones cotejándolos con las condiciones de los activos y servicios contratados tiene grandes ventajas:

  • Verificación de grandes conjuntos de datos. Validación de decenas de facturas en unos pocos segundos, frente a las horas o los días que supondría una validación manual.
  • Liberación de recursos humanos internos. Reasignación del personal a tareas de mayor valor productivo, evitando que lleven a cabo labores tediosas y rutinarias.
  • Validación en tiempo real. La automatización realiza los procesos al momento, sin demoras. La tecnología supera notablemente al ser humano incapaz de visualizar y validar a la vez.

Todos estos son beneficios que pueden disfrutar las empresas que implementen el recurso TEM más avanzado del mercado, EPItoolbox.

Por qué EPItoolbox es la mejor herramienta para procesar automáticamente las facturas de telefonía

Telecom Expense Management

EPItoolbox es la solución TEM líder en España y lo es por funcionalidades como la que estamos tratando en este post. Esta plataforma cloud es capaz de descargar de forma automática las facturas de las operadoras con las que trabaje la empresa cuando se generan y validar si cumplen con las condiciones contratadas.

Para ello realiza un cruce automático entre los conceptos de la factura y lo acordado que detecta las discrepancias y el porqué de las mismas para preparar, de forma instantánea, una reclamación al operador.

Estas capacidades avanzadas convierten a EPItoolbox en una solución crítica para que las empresas controlen las facturas y los gastos en telefonía. Con ella los costes de los servicios de telecomunicaciones se ajustarán siempre a lo establecido en los contratos.