En los planes de racionalización del gasto de las empresas, la telefonía es un elemento fundamental que no siempre se tiene en cuenta. Obviamente, es un recurso recurrente e imprescindible para el desarrollo óptimo de los procesos de negocio, pero mal gestionado puede ocasionar un goteo continuo de dinero desperdiciado que podría invertirse en áreas de mayor valor empresarial que impulsen su competitividad.

La mayor parte de las organizaciones se sorprenderían si hicieran un estudio pormenorizado de su facturación por telefonía ya sea fija, móvil o VoIP. Las duplicidades, las líneas infrautilizadas, los consumos fuera de control, los departamentos y los perfiles de usuarios sobredimensionados… son algunas de las circunstancias que provocan gastos injustificados.

El problema de fondo en la mayoría de las compañías es que la telefonía de tan normalizada que está se olvida como activo potencial de ahorro. Tanto que se llega al punto de dejar operativas líneas y terminales móviles de empleados que han abandonado la empresa.

Un mejor control del gasto en telefonía comienza por identificar claramente cuánto se paga y en qué conceptos, para en la siguiente fase renegociar con los proveedores nuevas condiciones que se ajusten más a las necesidades reales de la organización, consiguiendo las ventajas y descuentos que sean posibles.

Sea cual sea el sistema de telefonía que una compañía haya implementado, esta tiene seis formas distintas para controlarlo.

Seis maneras de controlar la telefonía de tu empresa

 1.- Control de costes automatizado

Cuando una empresa implementa un sistema automatizado de carga de facturas de telefonía y detección inteligente de errores de facturación, es capaz de controlar mejor los gastos que genera su telefonía.

 2.- Inventario centralizado

Si una empresa despliega en una única plataforma líneas móviles, terminales y usuarios para crear un inventario que centralice todos los activos de telefonía de la organización, puede controlar mejor su propia telefonía.

3.- Gestión simplificada

Si se aplica la máxima ‘menos es más’ en la administración de los recursos, se facilita la toma de decisiones y el control sobre el propio negocio. Al utilizar  herramientas que simplifiquen la gestión, además de facilitar la administración diaria y la toma de decisiones, se consigue un control mayor.

4.- Automatización de la imputación contable

Al implementar una tecnología que permita generar de manera automatizada la imputación contable por departamento, las empresas son capaces de controlar mejor sus finanzas.

5.- Control del roaming

Cuando un empleado tiene que viajar al extranjero siempre existe el riesgo de encarecer la factura telefónica por la imputación de costes extra por roaming. Para evitar el ‘Bill Shock’ (sorpresas en la factura) las empresas pueden implementar herramientas que permitan controlar el roaming de los distintos dispositivos de los trabajadores en itinerancia.

6.- Generación de informes claros y sencillos

Las empresas se mueven en un mar de datos que en algunos momentos puede resultar abrumador. Afortunadamente, para poder gestionar toda esta cantidad de información han surgido herramientas que permiten visualizar todos estos datos en forma de informes claros, sencillos y dinámicos que hacen posible controlar los costes de telefonía en toda su dimensión, tanto desde el origen como en su evolución.

EPItoolbox ofrece a las organizaciones la mejor solución para tomar el control de su telefonía y avanzar a la competencia en el mercado.

cta-trial EPItoolbox Horizontal